QUE HAY DE NUEVO

EL CENTRO DELTA DE HERMOSILLO ABRE SUS PUERTAS


     En los últimos días de febrero el Centro Delta de Hermosillo, Sonora, recibió a más de 40 periodistas que participaron en el primer taller de Periodismo y periodistas de investigación organizado por la Fundación Cultural y Educativa José S. Healy. Fue el primer evento importante en la nueva sede de la fundación, la cual se dedica al desarrollo del periodismo en México y al mejoramiento de la educación en general en el estado de Hermosillo.

     Los periodistas de todo el país -incluyendo lugares tan lejanos como Mérida, desde donde llegó Hernán Casaren Cámara, del Diario de Yucatán- intercambiaron ideas para realizar investigaciones y discutieron la aplicación de las nuevas tecnologías de la información al trabajo periodístico.

     La Fundación lleva el nombre de José Santiago Healy, fundador del diario El Imparcial. Su nieto y homónimo es el actual director general de ese diario así como de La Crónica de Baja California y de El Aguila, un semanario en español que se publica en la ciudad de Tucson, Arizona.

     La Fundación José S. Healy es una de las pocas instituciones mexicanas de este tipo que se dedica al desarrollo del periodismo y es -junto con Periodistas de Investigación- la única que tiene planes para ofrecer talleres regulares de periodismo de investigación. Asimismo Martín Holguín, director editorial de El Imparcial y organizador del encuentro, dijo que tienen la intención de organizar muchos otros eventos incluyendo un taller anual sobre periodismo de investigación.

     En este primer taller de Periodismo y periodistas de investigación participaron entre otros colegas Raymundo Riva Palacio (ver su intervención en este número de La Red); Rosental Alves, profesor de periodismo de la Universidad de Texas, columnista para O Globo de Brasil y excorresponsal en varios países para el Jornal do Brasil; Norman Navarro, quien habló de la ley de la imprenta en México; Lise Olsen, de Periodistas de Investigación, y el subdirector del Arizona Republic, John D'Anna.

 

NACE LA SOCIEDAD DE PERIODISTAS


     El silencio es para los corruptos lo que el agua para los peces, el medio en el que viven. Por eso los narcotraficantes compran el silencio, o lo imponen. Con esta reflexión, el periodista colombiano Javier Darío Restrepo cumplió lo que describió como su deber de compartir la "triste" experiencia de su país, en donde se comprobó que "la forma más macabra y perversa de la censura es la intimidación y el asesinato de los periodistas". Restrepo fue invitado a Tijuana por la comisión dedicada a crear una organización para proteger a los colegas mexicanos, la cual se reunió el pasado 14 de febrero. La reunión se realizó en esa ciudad fronteriza como un acto de solidaridad con Jesús Blancornelas, y para conocer el estado de las investigaciones del atentado que sufrió el codirector de la revista Zeta en noviembre de 1997.

     También se ofreció una conferencia de prensa, en la cual fue anunciada la fundación de la Sociedad de Periodistas (ver ¡Ya basta!, en este número de La Red). La nueva organización tendrá como objetivo propiciar que los periodistas en México puedan realizar su ejercicio profesional sin miedo a represalias. Para ello, los integrantes de la Sociedad recurrirán a la alerta, la denuncia y el seguimiento de los ataques contra cualquier colega, sin importar si pertenece o no la organización.

     No podemos seguir pasivos ante la caída de nuestros colegas, aseveró Raymundo Riva Palacio, quien se preguntó también cuántos periodistas tienen que morir en este país antes de que podamos actuar de manera efectiva.

     La alerta, la denuncia y el seguimiento pueden parecer poco, dijo Razhy González, miembro de la comisión organizadora. Pero el periodista independiente recordó que él estuvo secuestrado durante dos días por un grupo parapoliciaco, y fueron precisamente la movilización y la denuncia lo que permitieron su liberación y el hecho de que siga vivo.

     Los trabajos preparatorios de la Sociedad de Periodistas continuarán en las próximas semanas, y Periodistas de Investigación seguirá informando de este proyecto al cual hemos acompañado desde el principio.

     Como observó Juan Bautista, los Periodistas mexicanos tenemos la obligación de buscar una unidad que se refleje en el actuar de editores y reporteros, de conciliar a las generaciones y de propiciar la apertura dentro de los medios.

     En pocas palabras, todo aquello que destruya el silencio contra el cual nos previene Juan Darío Restrepo.

RED LATINOAMERICANA DE DERECHO A LA INFORMACIÓN


     Una docena de periodistas latinoamericanos convoca a la formación de una red para el derecho a la información, dedicada al conocimiento, el desarrollo y la aplicación de este tipo de legislación en nuestra región.

     La iniciativa surgió durante el Seminario Democratizar el Espacio Radioelectrónico convocado por el llamado Grupo de los Ocho y realizado en Caracas, Venezuela. El Grupo está integrado por la Federación Internacional de Periodistas, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, Videazimut, la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social, la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica, el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina, la Asociación Latinoamericana de Comunicacion Grupal, Radio Nederland Training Centre, el Secretariado Conjunto de Organizaciones Católicas, y la World Association for Christian Communication..

     La red estará integrada por una amplia gama de profesionistas, incluyendo periodistas, abogados y educadores, y en general por todos aquellos interesados en "el desarrollo y la democratización de las comunicaciones como parte de la democratización de la sociedad latinoamericana, la paz y la justicia social".

     Los objetivos de la red son propiciar el conocimiento de las leyes relacionadas con el derecho a la información en América Latina, así como "propugnar por la aplicación de las normas internacionales de derechos humanos, la utilización de las instancias y herramientas del sistema internacional de protección de la libertad de expresión, de la libertad de información, de los derechos de los trabajadores de la comunicación social y de los derechos humanos en general".

     Los integrantes de la incipiente organización se proponen también desarrollar estudios comparados, debatir propuestas e impulsar la discusión de los medios para la optimización de la legislación que garantice el derecho a informar y ser informado, y mantener relaciones con organizaciones no gubernamentales y gubernamentales que desarrollen actividades similares.

     Los convocantes son Galo Chiriboga, de Ecuador (teléfonos 54 32 221846 y 567504); Francisco Iturraspe, de Venezuela (58 32 714504, correo electrónico iturrasp@servax.fiu.edu); Carlos Lozano, de Perú (511 475 3091 y 1 703 486?3376); Katia Gil, de Venezuela (58 2 711971 y 713778, fip@eldish.net); Arturo Bregaglio, de Paraguay (595 21 290563, fmtrini@infonet.com.py); Ricardo Iglesias, de El Salvador (503 2747750, arpas@es.com.sv); José Perla A., de Perú (511 4378755, jperla@cedocc.ulima.edu.pe); Jacqueline Richter, de Venezuela (5832 714504, jrichter@sagi.ucv.edu.ve); Dorte Lullliard, de Ecuador (593 2 550373, ildis1@ildis.org.ec); Beatriz Solís, de México (5231834, solb@cueyatl.uam.mx); Beth Costa, de Brasil (55 21 2406542, unirralbina@ax.apc/org); José Alberto López, de México (525 4908550); Rafael Roncagliolo, de Perú (postmaster@rafo.inv.pe), y Luis Espinoza Olguín, de Chile (562 285 7125, rqloreti@criba.edu.ar).

     Para mayor información, comunicarse con los promotores de la Latinoamericana de derecho a la información, o con el profesor Damián Loreti (rqloreti@criba.edu.ar) de la Universidad Nacional de Buenos Aires y la Federación Internacional de Periodistas.

[Correo]  [Inicio]  [Arriba]   [Atrás]