DE PESCA CON LA RED

PERIODISMO DE CAPA Y ESPADA

     En distintas épocas de su historia, y especialmente durante la guerra fría, la ciudad de México ha sido una especie de Viena latinoamericana en la que pululaban agentes secretos e informantes de distintos gobiernos. Es sabido que cuerpos como la CIA estadunidense, la KGB soviética e incluso el G-2 cubano realizaron aquí importantes jugadas de su ajedrez geopolítico.
     Pero lo que está mucho menos documentado, por lo menos a nivel público, es hasta qué punto los servicios de inteligencia extranjeros han tenido influencia en el curso de los acontecimientos nacionales.
     Esta fue una de las vetas que empezó a explorar Claudia Fernández, de El Universal, cuando dirigió su navegador de internet a las páginas electrónicas relacionadas con temas de inteligencia. El resultado fue un reportaje sobre las actividades de la KGB en México durante los años cuarenta, cuando personajes como Javier Rojo Gómez y David Alfaro Siqueiros colaboraron activamente con la inteligencia soviética. Pero Claudia fue más allá, y entrevistó a algunos exagentes que aún viven en México o a sus familiares.
     La fuente principal de Claudia fue el Archivo de Seguridad Nacional (National Security Archive, ww.seas.gwu.edu/nsarchive) un instituto de investigación no gubernamental, dedicado a la localización y publicación de documentos de la inteligencia estadunidense que originalmente fueron clasificados como secretos o confidenciales y ahora pueden ser consultados por el público.
     La Red pidió a Claudia que explicara cómo logró este reportaje, el cual se publicó en cinco partes el pasado mes de septiembre.
     "Sabía que en los archivos de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos existía un expediente de espionaje soviético en México, y pensé que para obtenerlo habría que hacer una solicitud mediante la ley de libertad de información (FOIA, por sus siglas en inglés).
     "Sin embargo, durante una búsqueda rutinaria por algunas páginas de internet específicas encontré una breve referencia al Proyecto Venona, que era la desclasificación por parte de las autoridades estadunidenses de 2,200 memorándums diplomáticos, comerciales y de inteligencia soviéticos, enviados entre 1940 y 1948. No era muy completo, pero a raíz de un artículo que descubrió mi editor, Oscar Hinojosa, en la revista Vuelta, me enteré de que los documentos estaban disponibles en internet. Ahí empezó la aventura.
     "Al llegar a la dirección de Seguridad Nacional, encontré que el expediente se llamaba Proyecto Venona. Si yo no hubiera sabido de qué se trataba, probablemente lo hubiera dejado pasar en una búsqueda cualquiera. Pero con el conocimiento del expediente, fue muy fácil.
     "Durante una semana y media me dediqué todos los días, hasta la madrugada, a bajar los memorándums, leerlos, y a imprimir los que tuvieran alguna relación con México o con algún tema de interés para el país. Fueron 850 en total.
.      "Para saber si no me faltaban mensajes, revisé tres veces el expediente, con la ayuda de un acordeón con los alias y los proyectos que había identificado en los memos. Algunos eran ilegibles, y en otros la información estaba tan fragmentada que no servía. Esos los registré, pero no los utilicé.
     "Una vez que los tuve todos, después de revisar los nueve años de clasificación, agrupé los mensajes de acuerdo a los temas que me interesaron.
     "Conforme fui revisando el material, y por sugerencia del director Roberto Rock, el reportaje se transformó en una serie de cinco partes en las que me propuse contar microhistorias de espionaje.
     "Luego vinieron las entrevistas, la búsqueda de documentos y fotografías, las ideas para los recuadros y el diseño. Y empezó a publicarse. Tan-tán."
     Claudia también ofrece una guía para los reporteros que deseen bajar a los sótanos virtuales de la inteligencia internacional.
     IntelWeb (http://awpi.com/IntelWeb/index.html) es "como una guía" de las centrales de inteligencia en internet. Los interesados en los servicios estadunidenses pueden entrar al sitio de la Agencia de Seguridad Nacional (www.nsa.gov), o bien a la Agencia Central de Inteligencia (http://www.odci. gov/cia).
     La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, http://www. fbi. gov/homepage.html), es la dependencia responsable de la contrainteligencia al interior de Estados Unidos.
     Al otro lado del océano opera el famoso Servicio Secreto de su Majestad, el M16 británico (http://www.cc.umist.ac.uk/sk/ m16.html) y el Servicio Nacional de Inteligencia Criminal del Reino Unido (http://www.open.gov.uk/ncis/ ncishome.htm).
     También existe cierta información sobre la poderosa agencia israelí, el Mossad (http://awpi.com/IntelWeb/Israel/Mossad/ index.html), y hasta de la extinta KGB (http://www.ionet. net/~everett/kgb.html).
     El reportaje de Claudia puede encontrarse en:
http://www. el-universal.com.mx/net1/1997/ sep97/17sep97/reportajes/ repsep08.html, y en su versión impresa en nuestro archivo de Periodistas de Investigación.

[Correo]  [Inicio]  [Arriba]   [Atrás]