ARTÍCULOS

LOS PERFILES, UN GENERO TAN DIFICIL COMO ATRACTIVO
Tomado de una charla ofrecida por Rossana Fuentes-Berain,
Claudia Fernández y Esperanza Romero Díaz

     Tres notables reporteras mexicanas -e integrantes de Periodistas de Investigación- compartieron sus ideas, sugerencias y advertencias sobre el género del perfil, el cual coincidieron en calificar como uno de los más creativos dentro de la profesión.

     Las ponentes fueron Rossana Fuentes-Berain, subdirectora de asuntos especiales del diario Reforma y autora de perfiles de algunas de las figuras más complejas de México, como el empresario Carlos Slim; Claudia Fernández, reportera de asuntos especiales del diario El Universal y conocedora tanto teórica como empírica en este difícil género, y Esperanza Romero Díaz, reportera del periódico Siglo 21, cuyos trabajos de investigación han servido para documentar la corrupción en algunas oficinas de gobierno de Jalisco. (Esperanza, por cierto, también es coautora del reportaje sobre prostitución infantil en Guadalajara que reprodujimos en el número anterior de La Red, y aprovechamos para ofrecerle una disculpa por haber omitido su crédito).

     El reportero -o reportera- que realiza un perfil, señaló Rossana, debe observar los detalles que rodean a la persona en cuestión, ya que "el hábitat es tan importante para los seres humanos como para los animales". Y no se trata tan solo de observar la foto de la mujer y los hijos -que no deja de ser importante- sino ver también qué tipo de espacio ha construido a su alrededor el entrevistado.

     Haciendo una analogía con el teatro, un campo que conoce bien, Rossana señaló que ese espacio es como el escenario que ha escogido el personaje, por lo que hay que observar la utilería que lo acompaña para lograr después un retrato verídico de su personalidad.

     En cuanto a la entrevista en sí, Rossana aconsejó dejar la vergüenza para otras situaciones y no dudar en hacer todo tipo de preguntas, incluso de tipo personal. También se vale interrumpir al personaje cuando lo consideremos necesario, así como pedir más detalles sobre los puntos que no queden claros, incluso después de que haya concluido la entrevista formal.

     "Hay que recordar que este trabajo consiste en presentar una visión multifacética de la persona", observó Rossana, "y no en hacer relaciones públicas".

     Por su parte Claudia Fernández recurrió tanto a su experiencia personal como a su trabajo académico -es autora de un completo estudio sobre periodismo- para describir la difícil tarea de los perfiles.

     Este género, considera Claudia, es tanto periodístico como literario. El reportero debe estar consciente de que no se trata de promover a una personalidad, sino de develar las aristas que la constituyen, junto con sus virtudes y defectos, sus éxitos y fracasos, sus circunstancias y sus sueños.

     Claudia ha hecho numerosos perfiles, tanto de empresas como de personalidades mexicanas, como el que elaboró sobre Lorenzo H. Zambrano, "el rey del cemento" en México. En su opinión, la búsqueda de pistas es una de las fases más interesantes de este trabajo, ya que el reportero se desdobla en detective, antropólogo, sicólogo y malabarista para intentar obtener toda la información posible sobre la persona o la compañía que se va a examinar.

     Pero además, es necesario tratar de obtener una entrevista directa con la persona que se quiere retratar, así como investigar sus hábitos, sus fobias, sus gustos, los libros que lee, sus actitudes o reacciones a distintas circunstancias y hasta sus enfermedades. Como dice Claudia, "todo sirve a la hora de moldear".

     El perfil como recurso periodístico, concluye, es sumamente flexible para relatar historias o cuentos de la vida real. Es verdad que se trata de uno de los géneros que demanda mayor trabajo, pero también es uno de los más apreciados una vez que está terminado. Porque, ¿a quién no le gusta que le cuenten un cuento?

     Mientras tanto, Esperanza Romero Díaz aportó ideas y sugerencias de suma utilidad, derivadas en gran parte de su experiencia en la investigación de candidatos a puestos públicos. Entre otros logros, Esperanza realizó una profunda investigación sobre el manejo de las finanzas públicas en el ayuntamiento de Zapopan y los actos de corrupción del alcalde, ahora con licencia, Daniel Ituarte Reynaud.

     La importancia de los perfiles en el campo de la política, considera, es que un trabajo bien realizado sobre un candidato antes de las elecciones puede dar pistas importantes sobre su posible desempeño como funcionario, así como sus ligas o compromisos de grupo, sus nexos y sus intereses.

     Por ejemplo, señaló, si desde que Ituarte fue electo se hubiera contado con un perfil completo -incluyendo datos que dibujaran su trayectoria como hombre de negocios, su participación previa en política, sus familiares y sus empresas- "la investigación que me ocupó varios meses hubiera sido concluida en unas cuantas semanas, y a más de un periodista se le hubiera ocurrido iniciarla antes, o por lo menos seguir de cerca al gobernante".

     Esperanza considera que es necesario corroborar la información del candidato que proporciona su partido -"fechas, lugares, preparación académica y ejercicio profesional"- pero esto es solo el principio. La imagen del candidato también es de suma importancia, por lo que hay que buscar a personas que lo conocieron en cada etapa de su carrera, así como realizar una revisión documental de su paso por las dependencias públicas. Además, resulta muy útil sistematizar la información por trienios o sexenios, para analizar qué gobernante estuvo mejor colocado y cómo se movieron las piezas del ajedrez político.

     Tenemos candidatos "con fama de tranzas o promotores de una nueva moral, conciliadores o de línea dura, en fin, de chile, de mole y de picadillo". Por eso es importante saber qué se dice de ellos y cuál es el consenso sobre una persona y su desempeño, es decir, en qué coinciden amigos y enemigos, qué habilidades y debilidades le reconocen.

     Si el río suena es que agua lleva, recuerda Esperanza, y de ahí la importancia de reportear a las personas que estuvieron o están cerca del candidato.

[Correo]  [Inicio]  [Arriba]   [Atras]