ARTÍCULOS

MAS ALLÁ DE LOS ESCÁNDALOS DE CUELLO BLANCO: 
LA INVESTIGACIÓN ECONÓMICA
Y FINANCIERA

Por Alma Delia Fuentes

Siempre que leemos noticias en los diarios o las buscamos en medios electrónicos nos topamos con términos como adquisiciones, depreciación, dumping e IPC, por mencionar algunos. 

Sin embargo, con frecuencia desconocemos su significado o la forma en la que pueden afectar nuestra vida cotidiana.

Las finanzas y los negocios representan un campo tan vasto como poco explorado para realizar investigaciones periodísticas que vayan más allá de los delitos de cuello blanco. Fusiones, exportaciones, microindustria son temas poco explotados y que prometen interesantes ángulos para el r eporteo.

Es cierto que una investigación profunda requiere muchas horas para obtener datos precisos, sobre todo de fuentes originales, por lo que las entrevistas deben contar con un auxiliar, es decir, utilizar otros recursos.

Es posible encontrar mucha información en directorios e informes sectoriales; también en entidades especializadas como la Bolsa Mexicana de Va l o res y la Comisión Nacional Bancaria y de Va l o res, y finalmente, en bibliotecas universitarias y centros de documentación.

Como cualquier tema, el campo de los negocios puede ser tan emocionante como frustrante, tan aburrido como interesante. La información más prometedora puede morir de esclerosis si no la trabajamos bien.

Es necesaria una planeación cuidadosa y armarse de buenas herramientas, y no está de más pedir ayuda al entrar en estos largos procesos de investigación. Estos son algunos consejos básicos y referencias a algunas fuentes importantes. Si quieres saber más sobre estos recursos o dónde puedes obtenerlos puedes consultarnos en pdi@dsi.com.mx.

Antes de empezar debes determinar exactamente qué datos necesitas. Una buena organización permitirá ahorrar valiosos minutos de trabajo. Algunas preguntas pertinentes antes de iniciar son: ¿Cuánto tiempo tienes? ¿Qué periodo abarca tu investigación? ¿Es sobre una industria específica, una compañía o un país? ¿Requieres información económica, política, demográfica o biográfica? Limita el terreno a investigar.

Trata de obtener información de primera mano, tan cerca de la fuente como sea posible. Asociaciones, periódicos, reportes de prensa y embajadas son excelentes opciones 

Al usar un libro de referencia, asegúrate de leer la –casi siempre– engorrosa y aburrida introducción; puede evitarte dolores de cabeza. Es importante analizar el enfoque de la publicación, muchas veces los títulos son engañosos. ¿Qué vas a encontrar en ese libro? 

Cuidado al revisar la fecha de impresión; la información puede no estar actualizada. En ese caso un diario o revista serán más precisos.

No existe una sola fuente que cubra alguna materia por completo. Es un error asumir que un directorio de bancos –por ejemplo– incluye todas las instituciones bancarias de un país.

Las fuentes y la metodología de cualquier información estadística (usualmente impresa al pie de las gráficas y tablas) es de suma importancia para establecer su validez y sus límites. Por ejemplo, las estadísticas sobre la industria del tabaco publicadas en Estados Unidos por la Sociedad Americana del Cáncer forzosamente diferirán de las presentadas por el Instituto Americano del Tabaco. Ambas pueden ser exactas, pero también reflejan los sesgos específicos de cada grupo.

Es particularmente útil saber dónde encontrar información documental, y los periódicos son una excelente herramienta. Muchos ofrecen acceso a sus hemerotecas electrónicas ya sea a través de internet (El Universal, La Jornada , El Economista , Excélsior) o en disco compacto (El Financier o, Reforma). Igualmente, existen compañías que ofrecen índices especializados, es decir, listas muy completas de artículos publicados sobre alguna(s) materia(s) en particular. Por ejemplo Econlit en Estados Unidos es un sistema en disco compacto que incluye 300 publicaciones sobre economía a partir de 1969. Otro servicio para localizar referencias es Uncover http://uncweb.carl.org; la búsqueda es gratuita y los textos encontrados se envían por fax (con cargo a tarjeta de crédito). En México no existe un servicio similar, pero puede ser de utilidad Infolatina www.infolatina.com.mx empresa mexicana que ofrece archivos periodísticos, informes de la Bolsa Mexicana de Valores, etcétera.

PEDIR AYUDA

Hablar con algún especialista al inicio de la investigación puede ayudar a determinar la información relevante. Tales expertos incluso pueden contribuir a planear estrategias y dar soluciones a algunos p roblemas difíciles, así como algunos consejos sobre fuentes. Una buena forma de encontrar expertos es acudir a Profnet www.profnet.com, ver La Red, número 7) un servicio para periodistas que permite

localizar académicos e investigadores dispuestos a compartir su información y opiniones con los periodistas que los consulten por vía electrónica o telefónica. En México existe Aries, http://serpiente.dgsca.unam.mx/dgia/consulta.html, una base de datos ofrecida por la Universidad Nacional Autónoma de México para localizar proyectos de investigación y a los responsables de estos. Contiene datos de 57 instituciones mexicanas y de 3 universidades latinoamericanas: San Carlos de Guatemala, del Cauca de Colombia y la de Camagüey de Cuba.

BÚSQUEDAS DE INFORMACIÓN ELECTRÓNICA

Los discos compactos y los servicios de información en línea también permiten obtener información de manera rápida y relativamente fácil. Por lo general resulta más eficiente encargar estas búsquedas a un especialista que hacerlas tú mismo, pues sabrá rápidamente qué bases de datos son relevantes y qué estrategia de búsqueda es más apropiada.

Los bibliotecarios o referencias pueden ser de gran ayuda. Si tu medio cuenta con un centro de documentación, ¡aprovéchalo! Acércate al documentalista y explícale tus necesidades. Con frecuencia los recursos de estos centros se desperdician en gran medida debido a la falta de comunicación. Cuando no encuentras el material necesario es posible establecer intercambios con otros centros, como las bibliotecas universitarias.

En caso de no contar con el apoyo de un documentalista, acude a un bibliotecario. Las bibliotecas se han modernizado y hoy día cuentan con recursos envidiables y con personas expertas en el uso de estos nuevos sistemas de información. Por lo regular están dispuestas a ayudar a los periodistas y a compartir una gran cantidad de herramientas absolutamente desconocidas por ellos. También puedes comunicarte con la oficina de Periodistas de Investigación en donde podrás obtener información sobre fuentes electrónicas.

Una buena forma de encontrar especialistas es a través del Directorio de Centros de Información publicado por Ibcon, S.A. (Teléfono 5255 4577, en la ciudad de México). Internet es otro camino rápido; consulta, por ejemplo, la página de Mike Perkins, bibliotecario de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), Estados Unidos, http://libweb.sdsu.edu/mperkins/MFWS.htm.

DIRECTORIOS

Los directorios de negocios incluyen listas de compañías por sectores y proveen una breve descripción de ellas. Son excelentes auxiliares para encontrar números telefónicos, nombres de directivos y algún perfil general.

El alcance de un directorio es importante; algunos se especializan en regiones geográficas, tipos de industria o productos, por ejemplo. Algunos índices incluyen tamaño de ventas y número de empleados, y son publicados por asociaciones de cada ramo industrial o por empresas privadas.

Industridata y Kompass . Directorio de Empresas Mexicanas son algunos ejemplos. Otros directorios de fácil uso son los electrónicos, ya sea en versión de diskette, disco compacto o a través de internet.

México.Com www.mexico.com, el Directorio Empresarial y Comercial http://mercado.infosel.com/directorio.htm y la Bolsa Comercial de Infosel http://www.cdmex.com, así como Companies Online Search http://www.companiesonline.com, son buenas opciones.

Puedes usar estos directorios y construir tus propias clasificaciones, por ejemplo, para identificar competidores, ubicar compañías en una región o segmento demográfico particular.

ASOCIACIONES Y CÁMARAS

Las asociaciones y cámaras son una fuente de información especializadas en alguna industria en particular. Muchos grupos tienen excelentes departamentos de investigación e incluso centros de información.

No todas las cámaras están dispuestas a compartir su información, por lo que debes diseñar estrategias y armarte de paciencia y buen humor para conseguir datos. Muchas publican boletines, directorios y estadísticas de circulación interna que pueden servir. Incluso algunas compañías tienen sus propios boletines y revistas que identifican tendencias antes de ser noticia. Así, puedes identificar rápidamente las fuentes de información importantes en un campo particular si sabes qué publicaciones son usualmente citadas. El Directorio de Centros de Información mencionado antes es indispensable para localizar información.

LISTADOS POR CATEGORÍA

Las listas de compañías clasificadas por ventas, activos o empleados pueden ayudar a definir los objetivos de las grandes empresas, así como a identificar a sus competidores. Las revistas especializadas en negocios son una buena opción. ¿Quién no conoce las famosas listas de Forbes, Fortune y Business Week? Algunas otras revistas publican pequeñas listas de compañías por área geográfica o por industria en particular. Para México, Las 500 de Expansión , publicada por la revista del mismo nombre, se ha convertido en referencia indispensable.

ANÁLISIS DE INDUSTRIAS Y COMPAÑÍAS

Antes de estudiar a detalle las estadísticas y perfil de alguna compañía, es bueno revisar un análisis del sector. Estos análisis ofrecen información de contexto, perfiles y pronósticos de mucha utilidad. Aunque generalmente son hechos por compañías consultoras especializadas y tienen un precio elevado, quizá puedas conseguir un contacto que facilite tu pesquisa.

La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, el Banco de Comercio Exterior e incluso el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (I N E G I) pueden ofrecer materiales de interés. Es cierto que en otros países esta información es un poco más fácil de localizar, pero si no la buscamos nadie va a ponerla en nuestras manos.

En Estados Unidos, por ejemplo existe, el U.S. Industrial Outlook editado anualmente por el Departamento de Comercio. Cubre 350 industrias, con un fuerte énfasis en la industria minera y manufacturera, y es muy útil para encontrar información sobre las grandes trasnacionales.

Si tu medio tiene los recursos necesarios (es decir, plata) puedes recurrir al Moody’s Reports www.moodys.com, una excelente fuente de análisis empresarial para localizar tendencias en la industria bancaria y financiera. También es cada vez mayor el número de compañías que publican sus estados financieros, estatutos y org a n i g r a m a s en internet. Consulta algunos directorios electrónicos y busca la página de la compañía o industria de tu interés.

Otra herramienta necesaria si quieres saber quiénes son los socios de una compañía y el porcentaje de participación que tienen, o la fecha de creación de una empresa, es el Registro Público de la Propiedad y del Comercio que existe en México.

PRECIOS DE VALORES

La primera pregunta al buscar datos financieros de alguna corporación es si la compañía es pública o privada para determinar si cotiza en la Bolsa de Valores y si debe cumplir las disposiciones establecidas publicando con regularidad sus informes financieros.

Las grandes empresas, así como los grupos industriales, tienen varios tipos de valores que cotizan en bolsa, y de acuerdo a sus características pueden hacerlo en diferentes mercados. En la página de la Bolsa Mexicana de Valores www.bmv.com.mx puedes obtener mucha información al respecto.

Hay algunas maneras de localizar precios de acciones, incluyendo información en línea disponible en la página de la Bolsa, el servicio Finsat del diario El Financier o http://www.finsat.com.mx y

Yahoo! Finance http://quote.yahoo.com, un excelente sitio con información actualizada y gratuita.

INFORMACIÓN GUBERNAMENTAL

Muchos gobiernos, como el de México, ofrecen recursos muy útiles, desde censos industriales hasta información sociodemográfica por hogar. La mayor parte de esta información es estadística: población, empleo, datos económicos, costo de vida, y cifras de importación y exportación. El INEGI ofrece también reportes mensuales sobre tendencia de población o industrias: minera, maquiladora, etcétera, así como una gran cantidad de información electrónica en los más variados formatos: disco compacto, diskette e internet. 

En estos tiempos de globalización, el Banco de Comercio Exterior www.bancomext.gob.mx ofrece una importante cantidad de bases de datos en materia de exportación, tanto en disco compacto como a través de Internet.

Siempre hay tres niveles para obtener información oficial: estatal, local y federal. Regularmente los informes estatales y locales son más útiles y específicos. Cada región publica sus propios índices y directorios. Acude a las cámaras, organismos y oficinas locales. 

Y aunque es cierto que los datos gubernamentales pueden ser confusos, no dejes de aprovechar estas fuentes y buscar ayuda si es necesario; recuerda que hace menos de un lustro la mayoría de estos datos eran imposibles de obtener en formato electrónico.

*Alma Delia Fuentes es Coordinadora de información y capacitación de Periodistas de Investigación. Este artículo fue inspirado en la lectura de Using library resources, publicado por MBA Field Studies Guide.

[Correo]  [Inicio]  [Arriba]   [Atras]