CHARLAS DE COYOACÁN

La lucha por la libertad de expresión en México
Alejandro Cárdenas López*

La prensa mexicana del siglo xix se expresaba más libremente que la contemporánea, afirma Rafael Barajas, quien con su nombre de pluma El Fisgón es uno de los caricaturistas más reconocidos de México. Se ha avanzado mucho en el lento proceso hacia la libertad de expresión, admite, pero aún así, "los periodistas de 1872 podían decir más cosas que los de 1972".

   El Fisgón participó en una Charla de Coyoacán para hablar sobre la tenaz lucha que libraron los periodistas mexicanos de los siglos xix y xx y reflexionar sobre las tareas que quedan pen-dientes. Hizo un prolijo recorrido por la historia de la caricatura y del periodismo en general, y se refirió a los mecanismos de censura desde los gobiernos de la Nueva España hasta la actualidad.

   "La libertad de imprenta es de quien la trabaja", dijo el mone-ro, y los periodistas "tenemos el derecho y la obligación histórica de rescatar esta memoria y de hacerla valer" en nuestro trabajo.

   Para El Fisgón resulta irónico que hace menos de treinta años aún estaba claramente establecido que no se podía tocar al Pre-sidente, al Ejército y a la Virgen de Guadalupe, mientras que en muchos momentos del pasado los caricaturistas trabajaban sin restricción alguna. Por ejemplo, la prensa liberal del siglo xix atacó de manera brutal a los grandes héroes, y pocos Presidentes han sido tan caricaturizados como lo fueron Juárez y Lerdo. Y si la prensa de tiempos de Juárez se permitía esas libertades, también en la época de Porfirio Díaz los periodistas arriesgaban su libertad para mofarse del gobernante.

   Hoy en día, considera el caricaturista, la censura ha reculado pero no gracias a "una dádiva" del gobierno. El presidente Ernesto Zedillo "no ha podido controlar nada, ni eso", agregó irónico El Fisgón, y "cuando se derrumba un aparato puede ocurrir todo, hasta la libertad de imprenta".

   Pero si la censura no se ejerce en el sentido clásico de la pala-bra, advirtió, aún "existe un entramado de tejidos lo suficientemente complejo como para que los dueños de los medios impidan que salgan ciertas notas".

Prensa y Estado

   La historia del periodismo mexicano y en especial la de la caricatura, dijo El Fisgón, está muy vinculada con el nacimiento y el desarrollo de la nación misma, con "la fundación de un país autónomo y de un proyecto político de nación".

   Durante el gobierno de la Nueva España, recordó, era "muy mal visto leer" y la circulación de libros era muy restringida. Casi no había prensa, y los pocos periódicos que existían estaban controlados por la autoridad. Quien leía era sospechoso de ideas exóticas y las formas de expresión tenían que ser a obscuras y por la noche pegando pasquines en las paredes; ésa fue la primera forma de expresión libre en México, y se llevó a cabo hace casi 200 años.

   Punto de referencia es el cura Hidalgo, quien hacia 1810 tenía como una de sus primeras preocupaciones la de establecer un pe-riódico independiente y publicó El Despertador Americano. Sus lectores tenían que enfrentar a la Iglesia –"el aparato ideológico del gobierno virreinal"– y se arriesgaban no sólo a la tortura sino también a la condena de su alma. Las autoridades virreinales, por su parte, reaccionaron con furia contra el periódico y ordenaron la quema de todos sus ejemplares.

   Durante el siglo xix, continuó Barajas, hubo largos períodos de censura y breves lapsos de libertad de imprenta, en un ciclo característico de la historia mexicana. "Cada vez que subían los liberales al poder, se abrían periódicos diversos, y cuando llegaban los conservadores cerraban periódicos y se reforzaba el poder de la Iglesia".

   Los hombres que hicieron la prensa independiente, observa, fueron los mismos que construyeron la república liberal: "de todos los grandes liberales del siglo xix un porcentaje altísimo, cerca del 80 por ciento, fueron periodistas".

*Alejandro Cárdenas López es asociado editorial y responsable de la página en internet de Periodistas de Investigación.

[Correo]  [Inicio]  [Arriba]   [Atras]